No hay nada que estropee una tarde de ocio al aire libre y una parrillada como un enjambre de hormigas voladoras en la cara.

Bien, has instalado un hermoso patio en tu jardín trasero y has planeado una barbacoa épica para el verano. Tienes el menú listo, tus invitados han confirmado su asistencia y estás a días del gran evento.

Entonces ¡BAM!. Se presentan los invitados no deseados. Docenas, si no cientos, de molestas hormigas voladoras que se arremolinan en tu cara cada vez que sales a la calle. Es imposible que la gente venga a tu casa con estas molestias, ¡se irán antes de tiempo y no volverán a aparecer! Es hora de tomar medidas.

Paso 1: Identificación

Asegúrate de que se trata de hormigas voladoras. Las hormigas aladas del pavimento (las sospechosas habituales en un patio) y las termitas, son plagas según el tiempo y pululan en la misma época del año, y se parecen bastante a los ojos de alguien que se esconde bajo su sudadera con capucha, saludando frenéticamente mientras corre hacia la casa.

vt908b5t.bmp
Hormiga voladora

Captura una de las hormigas voladoras (no te matará, lo prometo), y hazle una rápida inspección. Una hormiga tendrá una cintura de pellizco, mientras que una termita únicamente tendrá un cuerpo largo y recto. Imagínate el número 8 frente al número 0. Las hormigas tendrán las antenas dobladas, mientras que las de las termitas son rectas. Las termitas tienen 2 juegos de alas de igual tamaño, y las hormigas tienen 2 juegos de alas de diferente tamaño (grandes en la parte delantera, pequeñas en la trasera).

nc7c07h3.bmp
Termita

Si tienes hormigas, también deberías ver unas colinas de tierra excavadas entre las piedras/los adoquines/los ladrillos/lo que sea que estés usando.

Si tienes termitas, llama a un profesional para que venga a echar un vistazo. No quieres que esas cosas estén cerca de tu casa.

Paso 2: Eliminación

Aquí viene la parte complicada. Quieres limpiar plaga de hormigas voladoras de tu patio, pero no quieres que entren accidentalmente en tu casa. Por eso debes tener mucho cuidado al emplear cualquier tipo de repelente de hormigas.

41g60j58.bmp

Prepara tu propio lote de repelente de hormigas mezclando partes iguales de agua y vinagre blanco en una botella de spray. Esto funcionará por sí solo, pero en ese momento estarás cambiando el hecho de ahuyentar a las hormigas por el constante olor a vinagre. Añadir unas gotas de aceites esenciales a la mezcla enmascarará el olor a vinagre y ayudará a aumentar la capacidad de repulsión del spray, dependiendo del aroma que elijas. A las hormigas no les gusta la menta, la canela y los cítricos, por lo que elegir uno de esos aceites ayudará drásticamente.

Ahora sigue el ejemplo de Hollywood. Salga por la puerta trasera a cámara lenta con dos botellas de spray en la cadera. Mueve los lados de tu inapropiada chaqueta negra larga hacia un lado y saca las botellas de sus fundas (de nuevo a cámara lenta), y comienza la andanada de balas líquidas. Prepara tus armas para rociar, no para disparar. No se puede ser tan preciso.

Paso 3: Acciones preventivas

Oh, ¡qué bien! Ya no ves más hormigas voladoras. Te has librado de todas. O espera… tal vez estén acechando bajo tus adoquines, observándote con sus ojitos brillantes, esperando a que te vayas. Es hora de tomar medidas preventivas.

Si sabes dónde está (¿estaba?) su colonia, hazte con una bolsa de tierra de diatomeas. La tierra de diatomeas, que no es tóxica para los seres humanos ni tampoco para las hormigas, es un ingrediente habitual en muchos de los principales insecticidas. Lo que ocurre, esencialmente, es que la tierra de diatomeas se adhiere al exterior de una hormiga, secando lentamente y destruyendo su exoesqueleto.

Como alternativa, si no estás seguro de dónde se encuentra su colonia, coloca algunas trampas para hormigas.

Mezcla una taza de agua caliente con 1/2 taza de azúcar y 3 cucharadas de bórax. Empapa un par de bolas de algodón en la mezcla y colócalas en los bordes del patio. Las hormigas se sentirán atraídas por el azúcar, llevarán el cebo a la colonia y finalmente morirán a causa del bórax. Esta mezcla también funciona bien si atrapas a estos bichos en tu casa.

Último paso de las acciones preventivas… ¡limpia el desorden! Las hormigas se sienten atraídas por lo que TÚ comes y bebes, así que asegúrate de recoger todas esas botellas de cerveza vacías y barrer todas las migas de hamburguesa.

Vea nuestras normas de seguridad para COVID-19